Centros

 
El Centro de Día está destinado a la rehabilitación socio-laboral de las personas adultas con Autismo, fomentando su formación humana y el desarrollo de la personalidad, y procurando que alcancen las cotas más elevadas de autorrealización. La evolución y desarrollo de las personas con autismo en la vida adulta, al igual que acontece a cualquier otro ser humano, se arraiga y se nutre con la participación en las actividades relativas al trabajo, al descanso, al hogar y la familia. En consecuencia, el Centro de Día tiene diseñadas sus actividades ordenadas según las diversas finalidades de cada uno de los sectores antes referidos.
 
 
 
Entre los aspectos que merecen ser nombrados, destacan los siguientes:
  1. Favorecer la optimización y mejora de las habilidades de la vida diaria y de la autonomía personal.
  2. Potenciar el desarrollo cognitivo y social.
  3. Implementar hábitos de mejora en las relaciones interpersonales.
  4. Fomentar la motivación y el interés por las actividades lúdico-deportivas y culturales.
  5. Mejorar las habilidades de comunicación tanto verbal como no verbal.
  6. Educar los afectos y los sentimientos, ordenándolos de acuerdo a los valores fundamentales.
  7. Corregir los comportamientos desadaptados instaurando hábitos de conducta más positivos.
  8. Desarrollo de las habilidades de autocontrol necesarias para el ejercicio y el desarrollo de la actividad profesional.

 

La finalidad de este servicio es dar acogida a aquellas personas con autismo que, por diferentes motivos, no pueden residir habitualmente con su familia. Nuestro modelo pretende ser una alternativa residencial a los internados tradicionales, fomentando un clima familiar dentro de los hogares semejante al de las propias familias.

Servicios

Los servicios de hogares y residencia adoptan las modalidades que a continuación se refieren:

Vivienda Provisional

Estos hogares pueden funcionar en un momento dado como vivienda provisional, cuando se dan una serie de circunstancias que así lo hacen aconsejable. Por ejemplo:

  1. Incapacidad transitoria de los propios padres.

  2. Vacaciones o fines de semana esporádicos.

  3. Por motivos terapéuticos.

Vivienda Periódica

Se opta por esta modalidad cuando la propia familia no puede atender como quisiera a su hijo durante un cierto período de tiempo. Se crea así una alternancia en el cuidado del autista entre la familia y los hogares de la Asociación. Hay autistas que viven toda la semana con sus padres y pasan el fin de semana en el hogar. Otros, por el contrario, están toda la semana en el hogar y pasan el fin de semana con sus padres. Otro tanto cabe afirmar con respecto al régimen de las vacaciones.

Vivienda Definitiva

Esta modalidad está pensada para aquellos autistas que han perdido su familia, o que ésta no está ya en condiciones de prestarle ayuda y atención. En estas circunstancias, los hogares constituyen la vivienda definitiva donde la persona con autismo pasará el resto de su vida.